29 dic. 2012

Chiloé

Desembarcamos en Chiloé bajo la lluvia, que es la forma habitual de recibir a las visitas en esta tierra, una especie de Galicia/ Bretaña chilena. Así llegamos a Cucao, para visitar el Parque Natural, lo que hicimos con sorprendente buen tiempo y con buena compañia: Adelie y Claire (su blog aquí) (como veis, continúo mi intensivo de francés). Dunas, helechos, lechugas gigantes, la infinita costa del Pacífico y un maravilloso sandwich de pan casero completaron un paseo muy agradable.

La siguiente parada y centro de operaciones fue Castro, la capital. Alli conseguimos alquilar una cabaña tipo chalet suizo de dos pisos, con dos dormitorios, cocina y tres teles!! Y toallas!! Lujo absoluto para quien tuvo como cocina un camping gas y como baño un agujero en el suelo...

Al día siguiente nos fuimos de excursión a Dalcahue y la isla de Quinchao para conocer lo tradicional de Chiloé: las iglesias de madera (incluídos clavos), las casas de colores, la artesanía de lana y el curanto, que es un guiso de marisco, carne y patatas que nos sirvieron formando una montaña en el plato.

El día de Nochebuena conocimos el mercado de Castro, con sus múltiples variedades de patatas (la patata se originó en esta isla), sus mejillones mutantes y sus salmones a buen precio. También vimos los palafitos (casas con pilares de madera sobre el mar, muy práctico para pescar por la ventana) y su hipnotizante iglesia amarilla y violeta. Por supuesto estuvimos todo el día con los gorros de Viejito Pascuero, con la consiguiente mirada intrigada de los niños del pueblo.

*Para ver nuestra Nochebuena, ir al anterior post*

Llegó el momento de separanos, así que Claire y Adelie se fueron a pasar la resaca a Pucón y nosotros a Ancud, en el norte de Chiloé. Y dedicamos el día a planificar nuestra próxima aventura...

Resumen de Chiloé
Lo mejor: los colores, los mejillones mutantes, los gorros de lana
Lo peor: la discusión con el dueño de la cabaña en el parque nacional.
Vocabulario aprendido: Viejito Pascuero = Papá Noel, Homero Simpson= Homer!


----------------------------------------------------

On a débarqué à Chiloé sous la pluie, apparemment la façon habituelle d'accueillir ses visiteurs qu'a cette île, sorte de Bretagne/Galice Chilienne. On s'est dirigé vers Cucao pour visiter le Parc Naturel, en bonne compagnie : Adélie et Claire (leur blog ici) (María continue les cours intensifs de Français). Dunes, bruyères, sorte de laitues géantes, la côte pacifique infinie, beau temps (bizarre) et des bons sandwichs au pain fait maison, nous ont accompagnés au long de cette belle ballade.

Le prochain arrêt et centre d'opérations a été Castro, la capitale de l'île. On y a trouvé un chalet pour quelques jours : 2 étages, cuisine, grand séjour, 2 chambres, 3 télés, salle de bains avec serviettes... Ça change du camping-gaz et de la douche à l'eau froide...

Le jour suivant, on est parti en excursion à Dalcahue et à l'île Quinchao pour connaître les traditions de Chiloé : ses églises en bois (jusqu'aux clous), ses maisons de couleurs, son artisanat de laine, et le curanto, plat qui se résume à une montagne de fruits de mer, viande et pommes de terre, qui ont auparavant mijoté ensemble. Ça cale.

Au matin du réveillon, on a fait nos courses au marché de Castro, avec ses multiples variétés de pommes de terre (la pomme de terre qu'on mange en Europe vient de Chiloé), ses moules hors-normes, et son saumon à 4€/kg. On a aussi pu voir les "palafitos" (maison sur pilotis au bord de l'océan, pratique pour pêcher depuis chez soi) et son hypnotisante église jaune et violette. On a bien sûr passé la journée avec les bonnets de Père Noël sur la tête, ce qui a beaucoup intrigué les petits chiliens.

Le réveillon de Noël a été décrit dans le post antérieur.

L'heure de se séparer est ensuite arrivée, Adélie et Claire sont allées se remettre du dur réveillon à Pucon, et nous à Ancud, au nord de Chiloé, où l'on a passé la journée à planifier la suite de nos aventures.

Résumé de Chiloé
Les plus : les couleurs, les moules géantes et les gants en laine
Les moins : la prise de bec avec le proprio des cabanes dans le Parc Naturel

Chiloé (Chile)

8 comentarios:

  1. Hay varias fotos que me recuerdan al Camino de Santiago, la de la iglesia y sobre todo en la que apareceis debajo de esa pequeña casa resguardandose del agua.Teneis pinta de estar perdidos en un sitio que no es vuestro. Yo me preguntaba, que hago aquí lloviendo,con frio, dolorido, menos mal que despues sale el sol y se disipan las nubecillas de la melancolia y la nostalgia y vuelve la alegria, las florecillas.Estas nubecillas son de unos y de otros.
    Nosotros también nos acordamos de vosotros con nostalgia y yo un poquito más que otros/as que quieren la cuberteria, al recibir esa cuchara/cazo de mis AMIGOS VISIBLES.¿¿ lo del tamaño es una indirecta para que coma menos ó para que mastique más despacio???.
    Thomas te prometo que intente por todos los medios abrir tu regalo para comunicarte lo afortunado que eres que alguién se ha acordado de tí.Recibi un rotundo noooooo, ni se te ocurra.Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, mientras esperábamos el bus bajo la lluvia después de 28 h de barco yo pensaba "con lo a gusto que se está en casa...". Pero después de una ducha caliente, unos macarrones y un techo la vida vueve a ser maravillosa...

      Eliminar
  2. De dónde ha salido ese cocido madrileño? Lo repartiriais entre la gente del restaurante no?
    El chalecito que encontrasteis no estaba nada mal y la mesa de cena de navidad os quedó repletita, buena idea la de las velas en el centro!
    Quería contenerme pero vista la foto en grupo con los gorros..: Thomas si no te recortas pronto esa barba olvidare tu cara en breve!!!
    Y respecto a ese mercado uhmm me vendría muy muy bien para la nochevieja ese pezado de mejillón me sobraria con un par de ellos para la ensalada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se supone que era un plato para una persona!! Obviamente lo compartimos... y sobró.
      Efectivamente, Thomas está desapareciendo bajo la barba de náufrago, pronto no lo encontraré. Pero parece que le hace ilusión hacerse trenzas, como sus antepasados vikingos.
      Besos

      Eliminar
  3. Superbes toutes ces couleurs...
    Votre diner de Noël a du être agréable et Maria doit parler parfaitement francais maintenant :)
    2013 arrive dans quelques heures et de nombreuses aventures s'offrent à vous...
    Bisous de nous a vous 2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En effet, heureusement que il y a encore quelques personnes qui parlent espagnol au Chili, si non María serait en train d'oublier son espagnol...
      Le réveillon du 31 s'annonce très international, un dîner improvisé de grillades à l'auberge, avant d'aller voir le feu d'artifice sur la plage...
      Bon passage à 2013 à vous 2!

      Eliminar
  4. FELIZ AÑO CHICOS! Os deseos las mejores aventuras para el 2013
    Muchos besos
    Estela

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Estela!
      Te deseamos un feliz año nuevo a ti también!

      Eliminar

Comentario / Commentaire